Publicado el Viernes, 18 Junio 2021

A través de distintas iniciativas de reforestación el Principado de Asturias se une al ?Archipiélago de Bosques? con 1.309.937 árboles. Para esta Comunidad Autónoma, la plantación de árboles y reforestación de zonas desérticas bien por causas naturales o por acciones humanas, representan una alternativa para la recuperación del ecosistema y detener el deterioro que está sufriendo nuestro planeta, y en Asturias queremos hacer la diferencia.

Ferrerira_Ibias_1.jpg


Desde el Principado son distintas las razones que los impulsan a realizar acciones de reforestación y plantación entre ellas destacan:

  • La preservación del patrimonio natural y para ser una de las más importantes reservas de la Biosfera de Europa, visibilizando la misión forestal y repobladora. Promoviendo el turismo sostenible, la economía rural vinculada al sector forestal y la riqueza medioambiental de primer orden.
  • La fijación de CO2 es también otro pilar fundamental y más en una región tan industrial como Asturias. Buscan plantar conforme a los criterios del Registro de CO2 y construir una legislación propia en ese sentido, para permitir que se compensen las emisiones de los procesos industriales en los montes de Asturias.
  • La lucha contra el cambio climático y la desertificación es otra de las realidades en las que buscan estar presentes por medio de la plantación de bosques, que les permite actuar en la valorización del suelo.

El Principado de Asturias está enfocado en las zonas de centro y costa con una política que une lo productivista con la fijación de CO2; poseen importantes plantas de producción de celulosa y una importante industria de transformación de la madera que buscan potenciar y "alimentar" con recursos propios.


Además de esto en interior y sur occidente dan a las plantaciones un enfoque más regenerador y de conservación de especies propias autóctonas, todo ello sin perder la posibilidad de crear actividades forestales de alto valor añadido (savia de abedul, miel, madera de castaño).


Asturias es un territorio de tradición maderera que en la actualidad busca realizar políticas transversales entre sostenibilidad, autoconsumo, fijación de CO2 y sinergias empresariales con el mundo rural.

Llanera_1.jpg

 


1.309.937 de árboles para el Archipiélago de Bosques


Durante el año 2020 y 2021 en Asturias han realizado diferentes plantaciones a instancia propia con especies autóctonas; frondosas, castaño, roble y pino. Sobre todo circunscritas a la zona suroccidental (Tineo, Degaña, Cangas y Allande) y a toda la zona de la costa asturiana. Las plantaciones en costa son de eucaliptos para producción de celulosa y absorción de CO2, y en el interior, preferentemente de pino y castaño. Cuentan con el apoyo de otras administraciones, por ejemplo, la del estado que está plantando 150 hectáreas en la montaña de Covadonga (parque nacional), e incluso algunos convenios con empresas, 550 hectáreas en Grandas de Salime (con Repsol) y con ONG y ayt, caso de acuerdos con CLAS y CRUZ ROJA.

Con todas estas acciones, más allá de los objetivos planteados, el Principado de Asturias busca impactar positivamente a su entorno ofreciendo un espacio más verde y comprometido con la sostenibilidad.

image001.png