Publicado por el Jueves, 07 Enero 2021

El Ayuntamiento de Victoria se ha sumado al Archipiélago de Bosques con todas sus plantaciones realizadas a lo largo de 2019 y 2020, con un total de 31.826 árboles. Cumpliendo con los objetivos que se ha marcado desde su proyecto de restauración ambiental del Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz.

Vitoria, tiene un largo e importante currículo como ciudad sostenible y comprometida con el medio ambiente. En el año 2012 Vitoria-Gasteiz se convirtió en European Green Capital (Capital Verde de Europa), en 2019, ha sido proclamada Global Green City (Ciudad Verde Global) uniéndose a la selecta lista integrada por ciudades como Viena (Austria), Vancouver (Canadá), Oakland (Estados Unidos), Curitiba (Brasil), Nantes (Francia), Mannheim (Alemania) o Yokohama (Japón).

El galardón "Global Green City Award" es concedido por la ONU, reconociendo la apuesta de Vitoria por la sostenibilidad.

Se analizan 85 indicadores distribuidas en las siguientes categorías: movilidad sostenible, eficiencia energética, "smart city", "zero waste", políticas de espacio público, uso sostenible del territorio, agua, medioambiente, servicios básicos, desarrollo territorial sostenible, economía circular, estrategia agroalimentaria, gobernanza, innovación y protección del patrimonio.

Uno de los principales valores de Vitoria es disponer de 42 metros cuadrados de espacios verdes por cada habitante con una distancia inferior de 2,5 minutos caminando y más de 150 kilómetros de carriles bici, siendo la segunda mejor ciudad del Estado para la movilidad ciclista. Además, cuenta con 115.000 árboles de 285 especies diferentes.

1993 es el inicio de un gran proyecto de restauración ambiental, creando el Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz, que transformó la periferia degradada de la ciudad por un espacio natural de alto valor ecológico y amplias áreas recreativas para la ciudad.  

Desde entonces se han llevado a cabo numerosas actuaciones de restauración ecológico-paisajística y de acondicionamiento para el uso público, que han permitido la creación de varios parques y corredores de enlace.

El Anillo Verde alberga una gran diversidad de ambientes ecológicos. Bosques, ríos, humedales, praderas, setos y riberas, y un jardín botánico. Algunos enclaves han sido reconocidos internacionalmente por su alto valor ecológico, como los humedales de Salburua y el río Zadorra, que forman parte de la Red Natura 2000.

El Anillo Verde ofrece excelentes posibilidades para el ocio, el paseo y la realización de actividades al aire libre.

El Anillo Verde sigue creciendo, incrementando su masa forestal, con mejoras ambientales, recuperando zonas degradadas, disminuyendo los riesgos de inundación del río Zadorra, contribuyendo a la restauración ecológica del río y sus riberas, ampliando zonas de esparcimiento para la ciudad y dando continuidad a los recorridos peatonales y ciclistas.

A estas mejoras se suma el compromiso de la ciudad de plantar 15 árboles por cada uno que haya sido talado en el Anillo Verde y la zona rural.

Además de los objetivos ecosistémicos y paisajísticos se pretende que todas las zonas verdes contribuyan a la captura de CO2

Se han utilizado una amplia variedad de especies en las plantaciones que se han realizado en el periodo 2019-2020 como Fraxinus excelsior, frutales, Juglans regia, Picea abies, Pinus pinea, Populus nigra, Populus tremula, Quecus faginea, Quercus coccifera, Quercus robur, Quercus rotundifolia, Salix sp., Sorbus torminalis y Ulmus minor.

marcaVGgreencapital BicolorPositivo