Publicado por el Martes, 14 Julio 2020

La Asociación Forestal de Soria con el apoyo de la Fundación Caja Segovia y Bankia trabajan para proteger, conservar y mejorar el bosque de Aldeasoña (Segovia)

El proyecto busca la protección, conservación y mejora de este bosque, actuación medioambiental necesaria para poder garantizar su crecimiento y desarrollo correcto, dada la situación actual del mismo y las características desfavorables de la zona.

La actuación se centra en tres hectáreas de un bosque ubicado en la localidad de Aldeasoña, pueblo castellano perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, en la provincia de Segovia. Comunidad constituida por 21 pueblos, situada en el límite norte de la provincia, lindando con la provincia de Valladolid.

Aldeasoña representa perfectamente la situación desalentadora de la Comunidad de Castilla y León, en cuanto a desarrollo demográfico, con serios problemas para mantener la población. Actualmente, apenas residen en la localidad durante todo el año, unas 40 personas. Forma parte de la denominada España Vaciada.

El territorio de Aldeasoña se asienta sobre una zona de páramo con suelos desnudos y pobres, caracterizado además por un clima frío y seco (precipitaciones inferiores a 500 mm anuales), que confiere al terreno unas condiciones muy difíciles para el establecimiento y crecimiento de cualquier masa boscosa. La vegetación predominante es de tipo arbustivo, dada la dificultad para albergar otro tipo de formaciones arbóreas.

A pesar de estas condiciones, hace 25 años aproximadamente el municipio de Aldeasoña promovió la realización de una repoblación en una serie de parcelas ubicadas en las laderas de este páramo, con la especie de pino piñonero (Pinus pinea) como especie principal. La idea era conseguir la instalación de masas arbóreas en este municipio carente de las mismas, con todos los beneficios medioambientales y de desarrollo rural que a medio y largo plazo podía suponer para esta localidad.  Hoy en día, nos encontramos con un bosque con una densidad suficiente pero estancada en cuanto a crecimiento, y que necesita ser objeto de una serie de actuaciones urgentes para que la masa arbórea se desarrolle correctamente.

El bosque antes de la actuación se enfrenta a varios tipos de amenazas:

  • Degradación de la masa arbórea. El hecho de no actuar realizando las labores que la repoblación necesita para su conservación y correcto desarrollo conduciría a una degradación, perjudicando gravemente el desarrollo, crecimiento y conservación de los árboles.
  • Falta de optimización en cuanto a la producción futura de piñón, ya que se vería indefectiblemente comprometida o mermada, por la ausencia de estas labores.

IMPACTOS POSITIVOS DEL PROYECTO

  • Beneficios sociales:
  • Apoyar el desarrollo socioeconómico rural. El acondicionamiento del bosque genera empleo en la localidad y el municipio.
  • Fomentar el ocio, el senderismo y actúa mejorando el paisaje.
  • Disponer de leña para sus hogares de los vecinos de la zona.
  • Beneficios ambientales:
    • Conservar, mejorar y proteger 3.300 árboles autóctonos (Pinus Pinea).
    • Mejorar y mantener la biodiversidad de la zona, preservar los hábitats, los refugios de la fauna silvestre y las zonas de nidificación de las aves.
    • Prolongar la retención de 340 toneladas de CO2 (almacenadas actualmente en los árboles), no emitiéndose a la atmósfera.
    • Proteger las laderas de la escorrentía y de la erosión, mediante la conservación de estas masas arbóreas, cuyas raíces sirven de anclaje para el suelo.
    • Dotar a la zona que nos ocupa (y aledañas), de una mayor protección contra eventuales incendios forestales, debido a que se rompería la continuidad vertical.
    • Producción de oxígeno.

ActuacionBosquePinoAldeasoña3re